Reseña del Artículo “Pandemia y Amazonia: Un llamado a la acción, por amor a la Creación”

Comparte este artículo en:

Escrito por Sheila Tanaka, coordinadora del proyecto Amazonía ecuménica liderado por Koinonia, Brasil. 

La actual situación que se vive a causa de la pandemia de Coronavirus, ha motivado diversas reflexiones acerca del modo de vida y la desigualdad social en América Latina. Sin embargo, en la Amazonía, la región más biodiversa del mundo, la situación generada por el virus y la falta de acciones y políticas de Estado puede traer consecuencias irreparables para la vida en el planeta. Si bien el Covid 19 ha causado estragos en las ciudades en lo que a contagios y muertes se refiere, el texto se enfoca en reseñar el impacto causado a las poblaciones indígenas. 

La región amazónica del continente ya se había visto expuesta a virus que llegan del extranjero y ponen en jaque la supervivencia de las poblaciones indígenas, y con ellas, a su conocimiento ancestral, indispensable para la conservación de la biodiversidad. 

No obstante su rol protector del “pulmón” del planeta, los indígenas de Amazonia han sido sistemáticamente desatendidos, desprotegidos y expuestos por los gobiernos. La explotación económica de los recursos naturales ha sido priorizada por sobre sus vidas y subsistencia, lo que ha causado además incendios y desastres, que se suman a una agricultura intensiva, explotación minera e invasiones ilegales.

El abandono estatal y la falta de asistencia a las necesidades básicas de la población ha prevalecido en tiempos de pandemia, aumentando los contagios y deteriorando la salud de la población. En Perú, la contaminación del agua y de la comida por petróleo en los ríos se suma a los casos de malaria y dengue. Los habitantes deberán emprender largos viajes de días para acceder a cualquier servicio de salud, aumentando el nivel de mortalidad del virus. En Brasil, la violencia y persecución política de la que son objeto los indígenas, se  ha incrementado. Entre marzo y noviembre de 2020 se reportaron más de 200 casos de violaciones a los derechos humanos. 

Por su parte, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) ha manifestado que los pueblos indígenas en el departamento de Amazonas se encuentran en riesgo de desaparecer, mientras que en Bolivia, las zonas de extracción minera no han adoptado las medidas y el cese de actividades para prevenir contagios. 

Al comienzo de la pandemia, en muchos lugares del mundo se habló de la pandemia como una oportunidad para reevaluar las prácticas predatorias de la humanidad sobre la naturaleza El caso de la Amazonía corresponde a todo lo contrario. En algunos países incluso, la deforestación ha aumentado en tiempos de confinamiento. Las consecuencias de la falta de responsabilidad de las autoridades con la preservación de la selva y protección de sus defensores pueden ser devastadoras. Algunos científicos coinciden en señalar que la deforestación puede ser la causa de futuras pandemias, pues el equilibrio natural puede verse comprometido y favorecer la circulación de otros virus peligrosos. 

foto credit: Vaticannews.va

Comparte este artículo en: