Recientemente, CREAS fue invitada por la Coordinadora de Jardines Maternales Comunitarios de La Matanza, al lanzamiento de la publicación que recoge la trayectoria comunitaria de quienes, desde hace 30 años, trabajan por el cuidado y alimentación de niños y niñas, en el Partido (Departamento) de La Matanza de la provincia de Buenos Aires, Argentina.

“Para CREAS fue una gran alegría compartir con las y los protagonistas de este proceso. Consideramos importante contribuir a la gestión del conocimiento tan valioso que construyen las comunidades con las que caminamos.”, expresó Humberto Shikiya, Director General de CREAS.

En entrevista, las fundadoras de esta organización, nos contaron por qué esta publicación, apoyada por la Universidad de Buenos Aires y CREAS, marcó un hito en el proceso de reconocimiento y construcción de caminos de derechos, no solo de los niños y las niñas, sino de las mujeres y hombres comprometidos con el mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad de La Matanza. Descarga aquí Construyendo caminos en derechos

¿Qué significó el proceso de elaboración de la publicación para la ustedes?

Graciela Vega: “La publicación marca un antes y un después en el proceso organizativo, pues fue la oportunidad de dejar huella. En el libro no solo se cuentan los datos, se definen nuestras maneras de ser y las relaciones que establecemos. Este libro nos permitió sentir que, lo que habíamos elegido, nos sigue movilizando y también nos dio la posibilidad de conceptualizar lo que hacemos. “ Graciela es coordinadora del Jardín Comunitario Pinocho, parte de la Red Coordinadora de Jardines Maternales de La Matanza. 

 

“Esta posibilidad que nos dio CREAS y la UBA de contar nuestra historia, nos posiciona, nos permite romper con esas desigualdades, plantearnos desafíos, repensar nuestro que hacer. Fue muy interesante la evaluación del grupo a través de esta tarea de narración, edición y publicación, muchas veces perdemos la perspectiva en el hacer y el documento nos dio la posibilidad de plasmar ese conocimiento producto de la experiencia.”

¿Por qué el título” Construyendo caminos de derechos”?.

Graciela Vega: “Cuando buscábamos el título, nos dimos cuenta que derecho,  fue una palabra que fuimos construyendo paso a paso, fue una construcción propia, una mirada plural de lo que significó esa palabra de cara a lo que fuimos construyendo con nuestro trabajo.

Muchas veces nos cuestionaban, ¿quiénes son ustedes? ¿desde qué lugar dicen que saben?. Eramos interpeladas en el conocimiento. En un momento llevamos un estigma, el de los jardines “truchos”*, de personas que hacen las cosas desde el corazón; eso en un momento nos paró un poco la historia para afuera. 

Por eso pusimos esa frase: construyendo caminos en derechos, por que es todo un camino lo que buscamos simbolizar. Aunque todas veníamos de una historia distinta, nos igualó la necesidad en un momento crítico para el país. En ese momento de crisis, nos organizamos de esa manera y cada vez nos dábamos cuenta de que teníamos que complejizar las formas de hacerlo, de lo contrario quedaríamos debilitadas frente a otros y eso definía nuestro caminar. En conclusión, el título no solo nos define hoy, nos interpela hacía el futuro.”

 

¿Qué aspectos han sido clave para el sostenimiento del trabajo en red?.

Beba: “La organización y la articulación con las instituciones ha sido fundamental, así como la comunicación directa con el Estado, otro aspecto clave ha sido la credibilidad que hemos ganado.

Por 10 años, nunca vinieron a vernos de provincia, solo enviaban el dinero para la comida de lo chicos y no sabían a donde iba.Cuando el gobierno nos visitó, no podía creer los avances que habíamos logrado. Esto nos ayudó a crear confianza y una reputación que hablaba de nuestro compromiso por el bienestar de los niños, las niñas.”  Beba es fundadora de la Red Coordinadora de Jardines Maternales de La Matanza.

¿Cómo su experiencia está aportando a la construcción de una política a favor de la niñez en Argentina?

Graciela Vega: Nos dimos cuenta que uno de los ejes de nuestra identidad es la articulación con el estado. En ese sentido, nos fuimos dando cuenta del impacto reciproco que generaba, por ejemplo cuando había una problemática, el Estado nos llamaba a nosotras para abordarla y hoy nos sigue consultando sobre temas de la infancia. En esta articulación con el Estado hay una escucha y eso refleja el impacto que estamos generamos en cuanto a políticas sociales, no es algo macro, sino que es algo que cotidianamente vemos que genera nuestro proceso de organización y que simboliza una manera de hacer”.

¿Cuál es la manera de hacer de la coordinadora?

Beba: “Yo tengo que cuidar a la que cuida de lo contrario, ella no va poder cuidar a nadie más. Hemos aprendido ha promocionar el derecho de la compañera o compañero, esa es la base de nuestra manera de hacer las cosas y la evidencia es que aquí ya todas hemos logrado estudiar y ser docentes. Por otro lado, también tenemos un sello, marcado por nuestra experiencia de trabajar con la familia, estanos convencidas de que sino trabajas con la familia, no se avanza en el proceso de cuidado y de formación. Hay que entender que a veces un niño está mejor 4 horas en el jardín que en la casa, ojalá pudiéramos articular los dos espacios: la familia y el jardín, pero la realidad no mostró que no siempre es posible.”

 

*CREAS, viene apoyando a los diferentes jardines de la Coordinadora de La Matanza, desde el año 2005. La ayuda ha consistido en apoyo específico a los jardines y asesorías de fortalecimiento organizacional como red, así como la gestión y generación del conocimiento con la publicación del libro en mención.