Uniendo caminos es un grupo de mujeres inquietas de la localidad de Yuto en la provincia de Jujuy, Argentina, quienes preocupadas por el manejo de la basura y la falta de control en el uso de agroquímicos en los ingenios azucareros que rodean la zona, deciden instalar la problemática medioambiental en todos los ámbitos del territorio, para motivar la participación de la comunidad en el mejoramiento de las condiciones de vida.

“El basural del pueblo está a unos metros de una zona residencial y a 5 cuadras de la plaza principal de Yuto, además existen plantaciones a menos que 20mts del hospital, donde se usan con frecuencia químicos para la fumigación.” Afirma el grupo de mujeres de Uniendo Caminos.

Para emprender esta iniciativa de generar mayor conciencia ambiental, lo primero que detectaron las mujeres de Uniendo Caminos, fue la necesidad de formarse, por lo que  solicitaron capacitación en el tema a través de un curso de posgrado, para el que contaron con el apoyo Fondo Ecuménico de Proyectos del Gran Chaco Sudamericano, iniciativa de CREAS y CWS para el fortalecimiento de capacidades de organizaciones y comunidades en esta región Latinoamericana.

Como resultado de esta primera formación, las mujeres de Uniendo Caminos,  realizaron  exposiciones en la Plaza Central de Yuto y del Bananal (localidad vecina), sobre el daño que causan las pilas, baterías, el aceite, entre otros residuos que son arrojados al basural de manera indiscriminada.

Este apoyo del Fondo, le permitió a este grupo de mujeres comprometidas adquirir  equipos como una computadora y proyector para realizar el trabajo de sensibilización. “Este fue el primer paso para generar  mayor conciencia entre los vecinos y que ayudó a poner el tema del medio ambiente sobre la mesa en diferentes  ámbitos de la localidad.”, afirma Gabriela Quispe, fundadora de Uniendo Caminos.

Esta campaña por el medio ambiente continuó con la realización de tachos para la basura y otros elementos  reciclados, que fueron donados durante visitas y charlas a las escuelas primarias y secundarias de la localidad. También elaboraron  pasacalles, una página web para la difusión más masiva y circularon mensajes en los medios de comunicación local.

Otro apoyo del Fondo a este proyecto comunitario fue el respaldo para  la incidencia local, debido a que Uniendo caminos se conectó muy bien con la municipalidad a partir de la profundización en el trabajo de concientización, pese a que algunos actores no están interesados en colaborar con el cuidado del entorno. En el marco de esta experiencia Uniendo caminos logró una buena relación con la municipalidad de Yuto y están por recibir un pequeño lote fiscal para construir una plaza de juegos con objetos reciclados.

“En 2015 nos acercamos al intendente y le contamos nuestras intenciones de crear una  plaza ecológica, fuimos escuchadas y nos han cedido un terreno para construirla  y ahora nos están ayudando a poner las instalaciones de luz para la placita, será la primera placita en Jujuy hecha de estos materiales” expresó Silvia Rueda con alegría.

Este grupo de mujeres, planea multiplicar esta experiencia en  los barrios cercanos, con la misma metodología, reciclando los neumáticos: “Hemos visto en internet las cosas que se pueden hacer con el material reciclado, esperamos seguir trabajando conjuntamente con CREAS en la  reactivación de las otras placitas que están abandonadas en esta zona.”, agregó Gabriela.

Uniendo Caminos – Gabriela Quispe

Uniendo Caminos – Silvia Rueda