Una experiencia para expandir nuestra visión de América Latina

Somos Margarita Cornejo de Ciudad de México, y Beatriz Zytynski de Curitiba- Brasil. En Junio de 2017 con AIESEC, tuvimos la oportunidad de viajar a Buenos Aires, Argentina, para realizar un voluntariado en el Centro Regional Ecuménico de Asesoría y Servicio - CREAS. Esta experiencia nos permitió platicar y darnos cuenta de que Brasil y México tienen similitudes en varios ámbitos, como por ejemplo la educación, el espacio de la mujer yel mercado de trabajo.

En México y Brasil la mayoría de personas que ingresa a universidades públicas son personas que pueden pagar una universidad privada, lo que disminuye las oportunidades de los jóvenes con menos recursos de acceder a la educación universitaria. En Brasil, para dar más oportunidades a jóvenes de poblaciones más vulnerables, el gobierno creó un sistema de cuotas para personas afro descendientes y que estudian en preparatorias públicas. Por otro lado, la mayoría de las instituciones públicas en México, desde nivel básico hasta el nivel superior, son muy demandadas por los y las jóvenes que no pueden pagar una colegiatura, sin embargo en esta instituciones no se tiene una buena calidad educativa.

Al finalizar la universidad, en ambos países, los y las jóvenes nos enfrentamos a la problemática de que el mercado laboral pide experiencia para comenzar a trabajar. Al no tener esta condición, se nos imposibilita la oportunidad desarrollar y potenciar nuestras habilidades.

Como mujeres, hoy en día, percibimos que es más difícil para nosotras ingresar en el mercado de trabajo debido a la discriminación de género por la mentalidad que prevalece en nuestra sociedad sobre las obligaciones y deberes del hombre y la mujer. Por lo tanto, vemos en los dos países el esfuerzo de las mujeres por querer cambiar esta situación.

Por lo anterior, vemos en el voluntariado una oportunidad para comenzar a poner en práctica el aprendizaje universitario y adentrarnos en la dinámica laboral. Con CREAS nos dimos cuenta que existen organizaciones que buscan apoyar las propuestas de jóvenes emprendedores para mejorar y cambiar su entorno.

En CREAS vimos que trabajar no solo depende de realizar las cosas para cumplir una meta, sino tener el propósito de aportar cambios a la sociedad. Esto nos ayudó a desarrollar nuestro sentido humano y expandir nuestra visión de los acontecimientos en América Latina y Caribe.

CREAS nos dio la oportunidad de conocer a un grupo de jóvenes, de una organización comunitaria llamada Orilleros en Buenos Aires, quienes están llevando a cabo un proyecto dentro de su barrio que enseña música a niños y jóvenes con el propósito impulsar su crecimiento personal, desenvolvimiento y desarrollo de sus habilidades. De esta manera, les previene de tomar decisiones y caminos que puedan traerles consecuencias perjudiciales.

Visitarlos nos permitió ser testigo del deseo de las personas para cambiar la realidad que se vive ahí. Su espíritu y entusiasmo por compartir sus conocimientos con los demás fue un gran ejemplo de que si queremos lograr algo, podemos conseguirlo, pues ellos han estado trabajando para seguir transmitiendo sus aprendizajes. Fueron de inspiración para trabajar y luchar por salir adelante a pesar de los obstáculos que se van interponiendo.

Esta experiencia en Argentina, nos permitió ver diferentes realidades que las personas viven y cómo conocernos mejor a nosotras mismas, debido a que tuvimos que vivir y enfrentar diversos desafíos como vivir solas en una ciudad grande como Buenos Aires, sin conocer a nadie y convivir con personas que tienen una cultura diferente. Asimismo, esta oportunidad nos hizo ser más independientes, presenciar otras perspectivas, crecer y aprender a ser ciudadanas del mundo.

Objetivo 17: Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

Con esta iniciativa CREAS busca contribuir a la meta 17.16 de la Agenda 2030:

En abril de 2017 CREAS realizó un convenio con AIESEC, organización sin animo de lucro, presente en 126 países y territorios reconocida por la UNESCO y Liderada por jóvenes interesados en temas globales, interculturalidad, liderazgo y emprendimiento.  Este acuerdo de cooperación busca brindar  una experiencia de voluntariado intercultural para los jóvenes que buscan desarrollarse a través de voluntariados de 4 a 6 semanas con impacto social que contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Sobre el autor