Este es el mensaje que en esta época de adviento, Modesto Ventura de 25 años, diseñador industrial y líder cristiano dominicano de la Iglesia Cristiana de Restauración, envía a los jóvenes de Latinoamérica y el Caribe para que se lancen confiados a emprender en el nuevo año, y agrega: “La palabra dice que la única visión que enriquece, es la que realmente te da la paz que Dios da. Luego, lo más importante es capacitase, porque esto es fundamental si se quiere tener un impacto y una propuesta de valor única”.

Modesto participa en el Diplomado Internacional de Liderazgo, Responsabilidad Social y Sustentabilidad, que hace parte del proyecto "Emprendemos Paz", desarrollado por CREAS con el apoyo y en asociación con Christian Aid, que busca fomentar la capacidad y promoción de jóvenes empresarios cristianos para el desarrollo de proyectos económicos inclusivos, en República Dominicana.

“Participar en el diplomado ha sido un privilegio, allí conocí a una nueva familia, en el marco de un proceso de formación de jóvenes cristianos, donde intercambiamos ideas de emprendimientos y exploramos caminos para dar sustentabilidad social a nuestro trabajo.”, destaca Modesto, quien lleva adelante un emprendimiento llamado Modest Details, el cual se dedica a la fabricación de muebles, detalles, decoraciones y artesanías hechas en madera bruta y reciclada.

 

“Tomamos lo que grandes empresas botan a la basura o a la zona franca y usando diferentes complementos, colores y texturas, los convertimos en muebles exclusivos y de colección.”, afirma el joven ganador del premio “Jóvenes emprendedores” otorgado por Citi Group en República Dominicana, el pasado 9 de diciembre. El galardón reconoció su labor emprendedora, innovadora y dinámica al ejercer su actividad microempresarial, impactando positivamente la economía familiar y contribuyendo con la protección del medio ambiente.

 

Junto a su equipo de trabajo, Modesto proyecta implementar maquinas para fabricar más productos con plástico reciclado y otros materiales ecológicos, como fibras naturales y sintéticas: “Lo que aplicamos especialmente es el diseño como una herramienta social y pedagógica, para hacer de cada producto una expresión artística que refleje el valor estético de nuestra empresa y la cultura de nuestro país.”

En el marco de este emprendimiento, Modesto está poniendo a rodar un plan piloto que se llama ‘Estudio, Aprendo y Trabajo’ en el barrio Los Corales del sector El Almirante, una zona con mucha pobreza en la ciudad de Santo Domingo y donde la mayoría de los habitantes viven del trabajo informal. “Con este plan estamos creando oportunidades de trabajo para jóvenes del sector, que no tienen una profesión, ni recursos. Recientemente un joven se acercó a nosotros, no tenía trabajo y quería estudiar; lo acogimos y ahora estudia su carrera y trabaja para el área administrativa del Modest Details.“ subrayó el joven.

Con esta iniciativa se esa generando una relación con la junta de vecinos del barrio para generar mayor conciencia sobre su entorno ambiental, en este camino Modesto y su equipo está conversando con las instituciones que reciclan cartón para articularlas al proyecto: “Queremos ser una empresa que eduque a una comunidad, no simplemente que se lucre de bienes económicos, no es la visión enriquecernos, si no crear más oportunidades a través de este.” Expresó el joven.

 

Para Modesto en República dominicana hay muchas oportunidades pero hace falta educación y espíritu emprendedor: “Hay muchos jóvenes con talentos, y el Diplomado internacional ha sido una oportunidad para explotarlos y acceder a esa educación que nos ayuda a salir del estancamiento, en mi caso ha sido la educación y el consejo, el camino para salir adelante.”

En este sentido, el uso de las TIC en el Diplomado, ha sido un recurso muy valioso y positivo para Modesto, quien expresa que ha logrado obtener conocimiento vía ‘express’ sin costo alguno: “Contamos con la capacitación de un facilitador, sin tener que estar en el mismo país. No tenemos que viajar para tener un buen consejo o asesoría; contar con esta tecnología ha sido muy bueno y práctico. Por otro lado, conversar con los facilitadores por la plataforma virtual y después verlos personalmente, ha sido una experiencia enriquecedora.”