Apoyando emprendimiento de mujeres solidarias frente a COVID -19

Ante el desabastecimiento de productos sanitarios por la propagación del COVID-19, las mujeres en contexto de encierro del colectivo Bandada-Feminismo entre rejas, emprendieron la confección de tapabocas para colaborar con la emergencia en Resistencia, Chaco, quinta provincia argentina con más casos de Coronavirus. 

CREAS y CWS (Servicio Mundial de Iglesias) a través del programa Comunidades en Acción en Gran Chaco apoyan a este grupo de mujeres en una iniciativa que busca brindar oportunidad de trabajo a mujeres que han sido atrapadas en las redes de tráfico de drogas y que actualmente se encuentran detenidas el Centro de Detención de Villa Los Lirios, esta cuidad del Chaco, donde hay creciente consumo de drogas entre la población adolescente, según la cifras de Observatorio encargado del tema en Argentina.

 “Muchas veces las mujeres se ven obligadas a vender drogas, forzadas por su padre o su pareja y terminan entrando a la redes debido a la presión económica. El problema es que, después de salir de prisión, a estas mujeres les resulta difícil encontrar un trabajo. Por eso algunas, luego de ser liberadas, terminan nuevamente encarceladas por el mismo caso.” afirma, María José Bogado, psicóloga social y coordinadora de la Bandada.

Preocupada por esta problemática, María José, junto a otras mujeres, decidieron capacitar a las mujeres del centro de detención de Villa de los Lirios en confección, costura y elaboración de artesanías, con la esperanza de que después de salir de la prisión puedan trabajar y obtener sus propios ingresos. Recientemente, la Secretaría del Gobierno de Economía Popular ofreció a Bandada, unirse a otras cooperativas en una red de trabajo textil. Esto con la idea de que puedan producir, sabanas, ropa de cama, toallas, entre otras pendas que se necesitan en el hospital de la ciudad.

Con la capacitación y las posibilidades que se abren con esta iniciativa las mujeres del Centro de Detención Villa de los Lirios tienen una nueva esperanza. "Si hubiera sabido que puedo producir artesanías, por supuesto que no vendería drogas.", dijo una de las mujeres en contexto de encierro que se han sumando a este emprendimiento. Para Bandada, el apoyo de Comunidades en Acción fue muy significativo, porque les permitió acceder a un financiamiento económico para la compra de máquinas de coser y algunas herramientas para la capacitación de unas 25 mujeres que se encuentran en el centro de detención.

"Creemos que lo fundamental de este proyecto es la posibilidad de capacitarnos, porque así las mujeres pueden reconocerse creativas, creadoras, trabajadoras y recuperar su identidad. El acompañamiento que Comunidades en Acción continúa brindando en el proceso nos da un impulso muy clave en estos momentos. Saber que hay construcciones que no caen en un escenario de crisis como este y que en tiempos en que muchas personas corrieron a desabastecer supermercados y salvarse individualmente, hay oasis comunitarios como este, donde podemos organizarnos colectivamente ayudarnos entre todas y todos." concluyó María José Bogado.

El 25 de noviembre de 2019, el gobierno reconoció el trabajo de la Bandada y le otorgó el Premio a Labor Destacada en la Erradicación de la Violencia de Género "Beatriz Vásquez" que entrega todos los años la Legislatura del Chaco.Se espera que este proyecto no se detenga en Villa Los Lirios, sino que también pueda ser replicado en otras regiones.

Stephanie Setiawan

Sobre el autor Stephanie Setiawan

Joven de la Iglesia Menonita de Indonesia, con experiencia en el ministerio de niñez. Como parte del programa misionero Global Mission Fellow de la Iglesia Metodista Unida, actualmente trabaja como voluntaria en el equipo de comunicación de CREAS en Argentina.