Participación de CREAS en Consulta Regional América Latina del Foro Interreligioso G20

Compartimos intervención de Elena López Ruf, responsable de Religión y Desarrollo de CREAS, en la Consulta regional del Foro Interreligioso, que se reunió el pasado 21 de julio para discutir sobre el modo en que las comunidades y organizaciones religiosas pueden apoyar las respuestas regionales ante la pandemia de COVID-19 en América Latina.

Las conclusiones de estas reuniones servirán de base para los debates del Foro Interreligioso del G20, que presentará sus recomendaciones a la Cumbre del G20, prevista para noviembre en Riad, Arabia Saudita.

Muchas gracias Claudio, Embajador Álvaro Albacete  y  G20 Interfaith Association.

Tal como mencionaban antes realmente la pandemia ha puesto en evidencia, y ha profundizado aún más:

  • las desigualdades en nuestras comunidades de América Latina
  • así como también, la fragilidad de los sistemas de gobernanza en todos los niveles (global, regional, nacional, local)

Y si bien se presenta un escenario difícil y complejo para América Latina y globalmente,  al mismo tiempo, la pandemia del COVID-19 se nos está presentando como una GRAN OPORTUNIDAD de reflexión,  para repensar e imaginar qué futuros posibles podemos construir juntos.

En este sentido, las comunidades de fe y las organizaciones religiosas, como han dicho anteriormente, están en la primera línea de respuesta a la emergencia de la crisis, generando nuevas formas y modalidades de solidaridad, a través de los comités de emergencias, las comunidades de base, las distintas iniciativas en materia de seguridad alimentaria, el apoyo y acompañamiento a personas en situación de riesgo o que están solos, entre muchas otras acciones,

Sin embargo, las comunidades de fe no sólo están en la primera línea de respuesta a la emergencia de la crisis, sino que también  ya están trabajando EN PREPARAR EL FUTURO[1], es decir creando y generando las condiciones necesarias para que esos deseos que todos tenemos, de vivir dignamente, de justicia, de solidaridad, de bien común puedan realizarse; y lo están realizando desde la riqueza de las enseñanzas de sus tradiciones y sus prácticas, generando espacios a la imaginación moral para abrir caminos de esperanza.

Y si hay algo que se ha hecho aún más evidente es  la necesidad de trabajar JUNTOS y en ALIANZAS.

Este año se cumplen 5 años tanto de la adopción de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030 de la Asamblea General de la ONU; como de la Encíclica Laudato Si, del Papa Francisco.

Ambos documentos son una invitación a generar alianzas, a dialogar acerca de los modelos de desarrollo y acerca de cómo queremos vivir juntos.  

Teniendo todo esto en cuenta, el eje de trabajo 'Gobernanza y Religión' del proceso consultivo regional de América Latina del Foro Interreligioso del G20 que estamos iniciando hoy  tiene como objetivos:

A. Por un lado:

  • brindar un espacio de intercambio acerca de la contribución de las comunidades religiosas al desarrollo para ser un canal de la voz de las comunidades locales y experiencias de base puedan ser recogidas y escuchadas,
  • identificar buenas prácticas de cooperación interreligiosa para el desarrollo,
  • explorar nuevas modalidades y oportunidades que se presentan a la cooperación interreligiosa e intercultural para el desarrollo en la región de América Latina;

B. Y por otro lado, recogiendo y continuando la labor de los Foros Interreligiosos de 2018 y 2019 realizaron en materia de Gobernanza, particularmente en torno a los temas de lucha contra la corrupción[1] “y la lucha contra la trata de personas y nuevas esclavitudes modernas[2], se abordará el desafío de promover mecanismos de participación inclusivos y de articulación entre las organizaciones religiosas, entidades gubernamentales, la sociedad civil y organismos multilaterales para hacer frente a estos desafíos y a la oportunidad de recrear sistemas de gobernanza para generar e implementar una nueva solidaridad y cooperación internacional.

¡Muchas gracias!

 

[1] Así por ej. la creación por parte del Papa Francisco del Comité COVID-19 en el marco del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral del Vaticano.

[2] G20 Interfaith Forum - “Los imperativos de una mejor gobernanza: combatir la corrupción es una condición sine qua non para la agenda mundial” (2019)

[3]G20 Interfaith Forum “Las acciones hablan más que las palabras en la lucha contra la trata de personas y las formas modernas de esclavitud: actores / comunidades inspirados en la fe que apoyan los esfuerzos mundiales” (2018)