Nuestro papel como jóvenes en el desarrollo sostenible

Somos Bruno Martins y Danilo Marinho, nacimos y vivimos actualmente en Brasília, Brasil. Tenemos respectivamente 22 y 23 años, ambos somos estudiantes, estamos realizando un trabajo de voluntario a través de la cooperación entre AIESEC y el Centro Regional Ecuménico de Asesoría y Servicio – CREAS. En el mes de julio y agosto, hemos tenido la oportunidad de explorar la ciudad de Buenos Aires-Argentina y ser parte y conocer un poco de CREAS.

 

Hoy 12 de agosto celebramos el Día Mundial de la Juventud, por eso queremos abordar un punto crucial en la relación entre los jóvenes y el tema de este mes en CREAS: El aporte a la Agenda 2030 para alcanzar el desarrollo sustentable. La participación de los jóvenes es indispensable para la mejora y conservación del planeta, somos nosotros las generaciones futuras, quienes heredamos la tarea de cuidar el planeta. La actuación de cada individuo parece poco en el ámbito global, pero, si todos nos conscientizamos acerca de los niveles de consumo de los productos, o de la energía, los resultados serían enormes.

 

Hoy en la ciudad de Brasília, así como en el resto de Brasil, sufrimos un problema muy serio en la educación y eso afecta directamente en la conscientización acerca del problema. La falta de grandes programas que desarrollan la idea de la sustentabilidad también obstaculiza la formación de una generación consciente. Es imprescindible que el gobierno y las escuelas incentiven no solamente a los jóvenes, sino también a sus padres a pasar por un proceso de reeducación sustentable, adoptando prácticas que reduzcan el consumo de agua, energía e incluso desarrollen soluciones sustentables para los problemas del día a día.En la Universidad de Brasília – UnB, alumnos crearon postes de iluminación pública utilizando solamente materiales reciclabes y reaprovechados, lo que muestra una juventud comprometida en contribuir con el desarrollo sostenible.

 

Desde que llegamos a Argentina hemos estado vinculados en la actuación de CREAS y de AIESEC, donde hemos tenido la opotunidad de conocer mejor los Objetivos de Desarrollo Sostenible y empezar a pensar en maneras de alcanzarlos. El desarrollo sostenible es una prioridad global y un tema de interés entre nosotros los jóvenes, que necesitamos apoyo social y económico para contribuir y pensar en soluciones creativas que nos guíen hacia un futuro más verde y limpio.

 

En las seis semanas en que realizamos el trabajo voluntario, experimentamos vivir en una realidad diferente para nosotros, conociendo y conviviendo con personas de todo el mundo, trabajando y viviendo en otro país. Este tiempo fue sin duda una oportunidad única que aprovechamos al máximo. El período en que trabajamos en CREAS fue la ocasión perfecta para desarrollar y aprender muchas cualidades esenciales no sólo desde el punto de vista profesional, sino también personal. Haber trabajado con edición y creación de contenido de medios, base de datos, traducción de textos y otras actividades nos ha permitido conocer historias y personas fantásticas, estimular nuestra creatividad y perfeccionar habilidades con software muy utilizado en el mercado de trabajo.

 

En este sentido, la tecnología tiene un papel importantísimo en la inserción plena de los jóvenes en la sociedad, pues actúa como una herramienta poderosa, promoviendo el conocimiento y eliminando barreras sociales. La capacitación tecnológica crea oportunidades para que podamos ingresar al mercado de trabajo y podamos emprender y ejecutar nuestras ideas, que muchas veces están relacionadas con el desarrollo sostenible. Es común citar a jóvenes detrás de grandes ideas relacionadas con la movilidad urbana, el consumo responsable de recursos finitos y otros asuntos que apuntan hacia un futuro más sostenible.

 

Lo que necesitamos es una mayor participación en centros de formación, como escuelas y universidades y que se destinen recursos e informaciones necesarias para apoyar nuestro empoderamiento. Con el apoyo adecuado la juventud es capaz de construir una nueva realidad y comprometerse en hacer del mundo un lugar mejor y con más oportunidad para todos.

Objetivo 17: Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

Con esta iniciativa CREAS busca contribuir a la meta 17.16 de la Agenda 2030: Mejorar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible, complementada por alianzas entre múltiples interesados que movilicen e intercambien conocimientos, especialización, tecnología y recursos financieros, a fin de apoyar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en todos los países, particularmente los países en desarrollo