Líderes religiosos ayunan para pedir acción en COP21

02 de diciembre 2015. Más de 20 líderes religiosos, jóvenes y representantes de la sociedad política y civil se reunieron para un almuerzo especial en la COP21, se sentaron en una mesa con cuchillos y tenedores, pero sin comida, como un acto público de protesta por su hambre de justicia climática. Este acto simbólico hizo parte de la iniciativa Ayuno por el Clima realizado 1º de diciembre en París.

Yeb Sano, Jefe negociador para el clima de Filipinas, el Reverendo Dr. Thabo Makgoba, arzobispo de Ciudad del Cabo, y el Señor Imam Ibrahim Saidy de Noruega fueron parte de los comensales de “Ayuno por el clima” en la cumbre climática de la ONU en París .

El evento fue una oportunidad para que los activistas, le dijeran a los periodistas reunidos y delegados de la COP21, que habían elegido a abstenerse de alimentos: para mostrar su solidaridad con las comunidades más afectadas por el calentamiento global y hacer una llamado apremiante para la justicia climática.

Otros de los líderes de fe que se sentaron a la mesa en este especial almuerzo fueron el arzobispo Antje Jackelen, primado de la Iglesia de Suecia y miembro del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), obispo de Salisbury el Rt. Rev Nick Holtam, y el reverendo Dr. Martin Junge, secretario general de la Federación Luterana Mundial (FLM).

10.000 personas más de todo el mundo, participaron de esta iniciativa global, la cual tiene lugar el primer día de cada mes. Además de la manifestación, el “día de ayuno por el Clima“ en la COP21, también incluyó un evento paralelo oficial en la conferencia sobre el clima y la celebración de la ruptura del ayuno.

 

"El cambio climático es una cuestión de justicia intergeneracional. Es por eso que estoy ayunando por el clima con un enfoque particular en los jóvenes, que ya están tomando - y tomarán - el peso de lo que sucederá, si permanecemos inactivos en este asunto ", dijo el jefe ejecutivo de la Federación Luterana Mundial.

Al comentar sobre la iniciativa interreligiosa, Junge destacó el aspecto espiritual del ayuno. "Desde tiempos inmemoriales, hemos ayunado para conseguir espacio en nuestras mentes y corazones para la renovación. Así que cuando ayunamos por el clima, estamos ayunando primero para conseguir ese espacio mental, con un fuerte enfoque en las personas vulnerables que sufren más por el cambio climático ", añadió Junge.

Para el arzobispo Dr. Antje Jackelen el ayuno siempre es un poderoso recordatorio de la interdependencia entre las personas y el planeta. "El ayuno por el clima es una expresión del compromiso global en la iglesia en todo el mundo", dijo. "Para todas nuestras iglesias que participan en la iniciativa, esto tiene que ver con el liderazgo, valores, estilo de vida y la justicia", agregó el líder de la iglesia sueca.

El secretario general de ACT Alianza Dr. John Nduna ayunó en solidaridad con aquellos que no tienen comida en la mesa debido al cambio climático. "Es nuestra responsabilidad, como comunidad internacional, revertir los problemas que las comunidades enfrentan por el cambio climático, es por el bien de los que no tienen nada que comer, cuyos hijos van a la cama con hambre", dijo.

En este mismo día de ayuno, los entusiastas del clima se reunieron en un pequeño centro de la iglesia de París para cerrar el ayuno de 24 horas, celebrar la unidad y orar por la soluciones para un futuro mejor. Los organizadores estiman que alrededor de 10.000 personas en el mundo estaban ayunando por la acción climática.

Dirigiéndose a los participantes de la celebración, Yeb Sano, que inspiró el ayuno para la campaña de Clima, hizo hincapié en que la iniciativa es también un mecanismo de presión sobre los negociadores que se reunieron en la COP21. "Queremos decir a los líderes del mundo aquí en París, que, por favor, no defrauden al mundo. El mundo entero está observando ", dijo.

Texto y fotos: www.actalliance.org