La Fe de los jóvenes es motor de desarrollo

Josué de la ciudad de Ica, Perú y Karen del municipio de Garagoa, Colombia son Jóvenes con fe en que pueden mejorar la vida en sus comunidades, esto los llevó a buscar ayuda para llevar sus aspiraciones de cambio a la realidad, por eso, se inscribieron en Emprendemos Paz, iniciativa de CREAS, Christian Aid y otros auspiciantes para fortalecer el liderazgo de los jóvenes de iglesias de Latinoamérica y Caribe y que en agosto impulsó la actividad "Proyecton 2017".

 

El Proyectón es una metodología creada en Emprendemos Paz, basada en los hackáthones, dinámica usada en la elaboración de soluciones tecnológicas en equipo, que busca responder a problemas reales en las industrias y servicios. Emprendemos Paz aplicó esta herramienta al campo de la creación de valor social y económico con 200 jóvenes líderes de iglesias de 7 países de América Latina, con la ayuda de un equipo de 19 tutores, para elaborar con mayor precisión, las propuestas de proyecto que vienen trabajando los participantes de EP.

Por ejemplo, Josué de 24 años y miembro de la iglesia Metodista en Ica, quien se ha propuesto con un equipo de 4 compañeros y compañeras, adelantar una comunidad terapéutica para ayudar a jóvenes que sufran de transnstornos sicológicos como bipolaridad o depresión, pudo definir aspectos esenciales de esta idea a raíz de su experiencia en el Proyectón:

"El proyectón nos ayudó a concretar actividades, a evaluar presupuesto y centrar mejor nuestras ideas. Queremos que esto sea una comunidad terapéutica inspirada en la comunión de los creyentes. En Ica no hay mucha ayuda para personas con este tipo de trastornos, las terapias y consultas que existen son muy costosas, por eso queremos que las personas puedan fortalecerse con sus testimonios y que aprendan como sobrellevar estos trastornos en comunidad", expresa Josué quien también pudo analizar mejor la viabilidad y sustentabilidad de esta idea junto a su equipo:

 

"Nuestra propuesta se perfila más con charlas mensuales con un especialista, donde las personas que se benefician, puedan sostener el espacio brindando un apoyo para seguir con ciclos de conferencias y también aprovechar las capacidades artísticas de los beneficiarios para capacitar a otros y otras, así que también es una oportunidad para generar un ingreso que motive a los participantes, sentirse reconocidos y aceptados socialmente, es muy benéfico para las personas con este tipo de trastornos".

 

Por su parte Karen y  Alejandra, vinculadas a las Asambleas de Dios, están dando forma a la idea de involucrar a las madres cabezas de familia de Garagoa (Colombia) con el objetivo de profesionalizar el trabajo doméstico: "La idea es que las mujeres que quieran prestar servicios de limpieza y aseo, reciban un salario digno y al mismo tiempo se capaciten en otros oficios como modistería o culinaria para poder ofrecer más servicios especializados.", expresó la joven estudiante de administración, quien también participó del Proyectón en sus municipio.

 

"El proyectón nos dejó impactadas, nos enfocó y nos ayudó a organizar las ideas. Nos dimos cuenta que nuestra idea de proyecto es una necesidad muy urgente y queremos implementarla inicialmente aquí en Garagoa, que es uno de los municipios más grandes de esta zona, con cerca de 20 mil habitantes y luego ver cómo llegar a los 14 municipios que tenemos alrededor. Creemos que esta iniciativa va aportar al crecimiento personal y laboral de las 10 mujeres, con las que contamos por el momento y con quienes compartimos la palabra de Dios, independientemente de la religión que tengan", subrayó la jóven emprendedora del proyecto, al que han llamado Mujeres Valletenzanas, debido a que Garagoa se encuentra en el Valle de Tenza, región geográfica y cultural de Colombia atravesada por la cordillera oriental.

Los tutores que participaron en el desarrollo del Proyectón de Emprendemos Paz coinciden en que este espacio es una excelente oportunidad para la retroalimentar las propuestas de las y los jóvenes y fortalecer su liderazgo par el desarrollo, como lo expresa Marcela Cogua, tutora de los equipos participantes de Emprendemos Paz en Cauca y Antioquia, Colombia: "La fe de los jóvenes motiva estos procesos, la palabra de Jesús es un modelo de construcción de paz y en ese sentido acerca a los y las jóvenes a emprender acciones de vida hacia el otro u otra. A través de la búsqueda de estabilización de emprendimientos socioeconómicos, ellos y ellas están aportando a la  sostenibilidad, elemento fundamental para que los proyectos prosperen y se conviertan en  alternativas que nos ayuden a prevenir que la juventud se vea involucrada en situaciones de riesgo, esto es crucial en el momento de pos acuerdo en el que se encuentra Colombia." concluyó la tutora.

Escrito por: Laura Chacón - CREAS

Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos y todas

A través de esta inciativa CREAS aporta a la meta 4.4 de este objetivo:

 De aquí a 2030, aumentar considerablemente el número de jóvenes y adultos que tienen las competencias necesarias, en particular técnicas y profesionales, para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento.

Laura Chacón

Sobre el autor Laura Chacón González

Licenciada en Comunicación Social y Periodismo, magíster en Comunicación Estratégica y Responsable de Comunicación Estratégica en CREAS.