Un grupo de jóvenes del barrio Independencia de la municipalidad de la Banda en Santiago del Estero, se puso manos a la obra para enfrentar la desocupación y la falta de capacitación de la juventud en  esta zona del chaco argentino en la que viven unas 150 familias.  Desde 2017, con la ayuda de varios actores a nivel barrial y municipal, este grupo, logró armar una huerta y una bloquera, que les permite sustentar un taller de herrería y metal mecánica que brinda trabajo a los 8 integrantes del taller y a otros jóvenes del barrio.

En marzo de 2018, el grupo, formuló con ayuda del programa Comunidades en Acción Gran Chaco, un proyecto para fortalecer este emprendimiento. Fue así como este programa, apoyó la propuesta con 50 mil pesos argentinos, para la compra de equipamiento, aumentar su oferta de capacitación a la comunidad y comercializar productos propios.

“Teníamos pocas herramientas y con este impulso adquirimos elementos claves para hacer más productivas las actividades. Esto agilizó las tareas y mejoró las condiciones de trabajo, pues compramos equipamiento de protección, como máscaras y guantes.”, aseguró Javier Villanueva, de 29 años y miembro del taller. Otro de los objetivos alcanzados con esta iniciativa fue la capacitación de otros jóvenes y actores del barrio, así lo afirma Javier: 

“Realizamos 4 capacitaciones en metal mecánica y armado de bloques para escuelas de la zona, también formamos a mujeres responsables de comedores comunitarios y de la escuela secundaria en la elaboración hornos ecológicos.”, relató Jorge, integrante del taller, que articula acciones con la iglesia evangélica del barrio y con la mesa territorial de La Banda, que también fue acompañanada por Comunidades en Acción Gran Chaco en esta zona, donde el programa ha definido un proceso de intervención enfocado en apoyar a la juventud, en la generación de condiciones dignas de trabajo.

Abigail de 24 años, es técnica en metal mecánica y estudia trabajo social, es una de las tres mujeres integrantes del taller y afirma que este, es un centro muy importante para el barrio: “La dinámica del taller movilizó el barrio, ahora nos conocen de todo lado. Comunidades en acción, fue el impulso que nos faltaba para crecer y mejorar en calidad, la orientación y apoyo económico que nos brindó este programa, nos ayudó mucho a encaminar la propuesta”.

Durante el desarrollo del proyecto, otros 4 jóvenes fueron capacitados en el taller y encontraron un trabajo independiente, ahora cada uno cuenta con salario, relatan los jóvenes, quienes también aseguran que en esto influyó la calidad que pudieron incorporar a su oficio: “De hacer algo rústico, pasamos hacer herramientas de jardín profesionales que estamos comercializando en grupos de compra y venta a través de Facebook y en ferias locales”, relató Javier.

Justo en el mes de julio, este grupo participa en un importante feria artesanal en la ciudad de Santiago del Estero en donde junto a 60 artesanos y emprendedores, cuenta con una carpa para vender sus productos: “Nos sentimos privilegiado de participar en esta feria, es una oportunidad importante porque podemos ofrecer productos propios y hacernos conocer.”, Expresó Jorge, joven integrante del taller.