Jóvenes del Perú empoderando a mujeres artesanas

Mujeres artesanas particpantes del emprendimiento Ruway Art Perú, de la comunidad de Sancomarca, Cuzco- Perú. Foto: Lidia Pumayalli Quispe, participante Emprendemos Paz - CREAS

Empoderar a mujeres productoras de artesanías de la zona rural en la comunidad de Soncomarca, provincia Quispicanchi, Cuzco- Perú, es el proyecto de tres jóvenes de la Iglesia Metodista del Perú, estudiantes de la carrera de turismo y participantes de Emprendemos Paz, programa de CREAS y Christian Aid, para el fortalecimiento del liderazgo juvenil de las iglesias de América Latina y el Caribe.  

La comunidad de Soncomarca llamó la atención del equipo de jóvenes quienes vieron a las mujeres viviendo altos niveles de violencia.“En general, los hombres trabajan en la construcción y las mujeres solo tienen la tarea de proporcionar alimentos y no pueden salir de la casa. Las mujeres dependen por completo de sus esposos, entonces cuando ellas experimentan violencia, no puedan hacer nada”.

Expresó Oscar, miembro del equipo que hace 2 años creó el emprendimiento al que han llamado Ruway Art Perú, con el cual ayudan a las mujeres artesanas a promover sus productos entre los turistas que visitan la zona para que puedan salir del ciclo de pobreza y violencia y ser autónomas e independientes. Con la ayuda de Emprendemos Paz,  el equipo de jóvenes enriqueció esta propuesta, sumando al componente económico,un componente de acompañamiento psicológico a las mujeres, así como asistencia técnica y para la elaboración de productos.

Lidia, otra de las jóvenes miembro del equipo, les ayuda a rescatar las técnicas de tejido tradicionales, que se están perdiendo, esto gracias a que tiene experiencia y conocimiento en la tradición textil, porque creció en una familia de artesanos y artesanas.El equipo de jóvenes quiere promover que la comunidad genere productos que sean amigables con el medio ambiente, a través del uso de tintas vegetales y no sintéticas porque están usando algunas que tienen químicos perjudiciales para la salud. Con el programa de Emprendemos Paz, las y los jóvenes pueden apoyar más a la comunidad, ya que no solo apoyan la economía, sino también la educación, la cultura y la autoestima de las mujeres, al poner en valor sus saberes ancestrales. Su esperanza es que las mujeres puedan independizarse, la comunidad tenga una economía estable y los artesanos y artesanas ofrezcan productos de calidad.

Stephanie Setiawan

Sobre el autor Stephanie Setiawan

Joven de la Iglesia Menonita de Indonesia, con experiencia en el ministerio de niñez. Como parte del programa misionero Global Mission Fellow de la Iglesia Metodista Unida, actualmente trabaja como voluntaria en el equipo de comunicación de CREAS en Argentina.