Inspiración, compromiso y pasión, balance de Emprendemos Paz 2018 en Colombia

Con un balance muy positivo y esperanzador se culminó el IV Diplomado Emprendemos Paz en la ciudad de Bogotá el pasado 20 de octubre, del que participaron jóvenes de iglesias católicas y evangélicas de las ciudades de Armenia, Cúcuta, Garagoa, La Capilla y Bogotá. Mediante una infografía, los participantes socializaron sus proyectos orientados a los campos de la incidencia política y el trabajo social.  

Durante cuatro meses estos jóvenes, que tienen edades entre 18 y 30 años, elaboraron propuestas orientadas a convertir la educación en plataforma de inclusión social, entregar herramientas a niñ@s y jóvenes para construir su proyecto de vida a través de las artes, los deportes y las ciencias, crear centros de pensamiento y escuelas de paz, y trasmitir valores a través de materiales audiovisuales.

Los diecinueve equipos de trabajo que culminaron este proceso agradecieron al Centro Regional Ecuménico de Asesoría CREAS y Christian Aid por esta oportunidad, destacando que “no existen muchos espacios como estos, que crean en el liderazgo de los jóvenes y los capaciten para desarrollar sus ideas”.

Entre los mayores logros destacaron la apropiación de herramientas tecnológicas para formular sus proyectos y socializarlos, el intercambio de experiencias con jóvenes de otros países, la bibliografía recibida para sustentar sus propuestas, el acompañamiento de los profesionales en cada área y sobre todo la calidez y pasión de todo el equipo que les acompañó durante el proceso.

Al cierre de la actividad, los graduados ratificaron su interés en consolidar esta red que se tejió durante el diplomado, con expresiones como: “hemos construido una familia, más que conexiones, nos queda el reto de que esta familia se siga nutriendo con las experiencias de todos”, “este es un equipo sumamente talentoso, inspirador y comprometido que no es fácil de encontrar, por lo tanto, debe aprovecharse”, “El diplomado nos acercó a la realidad de América Latina y a valorar las semillas que están aportando los jóvenes, debemos seguir divulgando eso”, “los jóvenes siempre soñamos con lograr grandes transformación y aprendimos en estos meses que podemos empezar por estas semillas”.    

El coordinador del Diplomado, Jhon Martínez, hizo un llamado a estos jóvenes para que sean un faro de luz para la construcción de paz en un momento en que predominan movimientos de exclusión aún amparados desde la espiritualidad.