Guaraníes tejiendo derechos con el Gobierno Argentino, CREAS y ARCA

Foto: Cortecía de Emilio Chávez, Mburuvita de Santa Barbara - Jujuy. En la foto, mujeres guaraníes de los talleres textiles de Santa Bárbara, Jujuy - Argentina.

El pueblo indígena Guaraní en la provincia de Jujuy- Argentina, se encuentra asentado en las localidades de Ledesma, Santa Bárbara y  San Pedro y está conformado por 73 comunidades y hace 37 años están luchando por el reconocimiento de sus derechos ante la administración provincial y nacional de Argentina.

"Hemos tenido muchas dificultades y persecuciones en diferentes ámbitos, nuestros hermanos siempre optaron por ocultarse, por esconder su lengua, su forma de ser y sus costumbres, porque estaban siendo discriminados por las autoridades locales. Con la ayuda de personas que fortalecieron a los Mburuvichas, hoy nuestra cultura se va recuperando. Este ha sido un proceso de trabajo, lucha y concientización de familias, de autoridades locales y  provinciales." Expresa Emilio Chávez, delegado del Consejo de Participación Indígena - CPI - y Mburuvicha (presidente en lengua Guaraní) en Santa Barbara - Jujuy.

Emilio cuenta que por muchos años los Guaraní de esta región tuvieron referentes departamentales que no eran de sus comunidades, solo hasta 2015, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, designó a un delegado guaraní en el CPI, "Los delegados somos los representantes entre el Estado y el Pueblo Guaraní y esto nos da la posibilidad de gestionar y de llevar al Estado las problemáticas que tienen las comunidades,  hoy trabajamos en esa perspectiva, estamos buscando la forma de que el estado los escuche y se comprometa a darnos una mano", enfatizó el Mburuvicha.

En esta labor Emilio ha podido ver las necesidades urgentes de los miembros de la comunidad, especialmente los esfuerzos de las familias por mejorar sus ingresos, en medio de problemáticas como la drogadicción y la prostitución y en grupos familiares donde no hay padres y el hermano o hermana mayor, tiene que salir a trabajar.

En 2008 está comunidad recibió una maquinaria textil del Ministerio de Desarrollo Social, por diferentes circunstancias,  entre ellas la  falta de capacitación, las máquinas no pudieron ser aprovechadas, "eran maquinas modernas (recta, collareta y overlock), las comunidades tenían interés, pero miedo de usar las máquinas, no las conocían y nadie les enseñó a usarlas", recuerda Emilio.

Recientemente, las comunidades que conservaron este equipamiento, buscaron los medios para armar un taller textil y lograron traer un técnico que armó las máquinas y las instaló. Así la comunidad empezó a recaudar fondos para conseguir las cosas que hacían falta con la ayuda de donaciones, al respecto Emilio agregó: "Hasta 2017, se pudo contar con un taller textil. También trajimos capacitadores de cooperativas textiles con la ayuda del Ministerio de Producción. Creemos que ya es momento de capacitarnos y generar un emprendimiento o cooperativa."

"Ahora tenemos el problema de la personería jurídica, tenemos el equipamiento pero no podemos gestionar la capacitación,  mientras tratábamos de resolver esto, encontramos a CREAS y vimos la posibilidad de generar un proyecto y empezamos a formular juntos una propuesta ante el Ministerio de Desarrollo Social para capacitarnos no solo en la confección y producción de ropa, sino en cómo generar una estrategia comercial para hacer sustentables los talleres textiles desde nuestra visión y cultura.", subrayó Emilio.

Este proceso se enriqueció con la participación de actores del gobierno nacional y provincial que se vincularon a esta iniciativa y decidieron apoyarla de manera significativa: "Hicimos una asamblea en mayo de 2017 con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Provincia, con la Secretaria de Agricultura y de Pueblos indígenas de la Provincia y la Cuidad para ver cómo articularnos con diferentes actores para desarrollar esta idea y desde junio empezamos con la ayuda de CREAS, a recoger información para formular un proyecto que genere desarrollo en las comunidades donde se activaron los talleres textiles." afirmó Emilio.

En el marco de la estrategia de articulación territorial, Comunidades en Acción Gran Chaco Sudamericano ayudó a tender puentes entre la comunidad y El Arca, organización con experiencia y conocimiento en estrategias para a economía social y comercio justo,  desde allí con Pablo Ordoñez se ha proyectado acompañar la capacitación en producción textil a la comunidad Guaraní en el marco de este proyecto que se encuentra en trámite ante el Ministerio de Desarrollo Social de Argentina. "Estamos muy agradecidos con CREAS y El Arca por ayudarnos a motivar el sostenimiento de los talleres a largo plazo, esto nos va ayudar a tener un ingreso laboral, por eso necesitamos los conocimientos que amplíen nuestras perspectivas y puedan ayudar con nuevas herramientas y tecnología desde nuestra cultura y costumbres, estamos muy esperanzados con este proceso." concluyó Chávez.

Reducir las desigualdades en y entre lo spaíses

Con esta iniciativa CREAS busca contribuir  al alcance de la meta 10.2 de este ODS:

Potenciar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición.

Laura Chacón

Sobre el autor Laura Chacón González

Licenciada en Comunicación Social y Periodismo, magíster en Comunicación Estratégica y Responsable de Comunicación Estratégica en CREAS.