“La ciudad no es como la pintan”, asegura Margarita Gómez, de 24 años, de la ciudad de Santiago del Estero, capital de la provincia argentina del mismo nombre. Margarita organiza con otros jóvenes campamentos: espacios de intercambio y encuentro entre la juventud del campo y la ciudad, principalmente de 7 provincias de Argentina: Santiago del Estero, Buenos Aires, Córdoba, Salta, Jujuy, Misiones y Mendoza

Hemos venido conociendo la ciudad a través de los y las jóvenes que participan en los campamentos y cuando ellos y ellas nos cuentan las realidades de sus barrios, nos damos cuenta que la ciudad no es como pensábamos, que no somos tan diferentes, que la juventud que viene de la ciudad, pelea por lo mismo: el trabajo, la tierra o el agua, y que en los campamentos el prender un fogón, hablar de lo que nos pasa y organizarnos para realizar las actividades, nos fortalece.”, afirma Margarita.

En los campamentos, somos protagonistas de nuestro propio desarrollo, juntos construímos los talleres teóricos y prácticos a partir de los saberes que los y las jóvenes ya tenemos en el territorio.”, asegura Margarita, quien se recibió de la Escuela Agroecológica Ojo de Agua del Movimiento Campesino de Santiago del Estero más conocido como Mocase, que promueven un método de intercambio entre el campo y la ciudad en los parajes rurales y que complementa con los que haceres campesinos y tradicionales para que los jóvenes que se forman, no tengan qué verse obligados a salir de su mundo rural.

El Mocase está muy preocupado por la situación actual de los jóvenes de la zona: “Se está viendo nuevamente un deterioro de las relaciones sociales en los barrios más humildes, con el cambio de las relaciones y gobiernos en América Latina, la juventud está siendo un sector muy golpeado.El consumo de droga ha dificultado el trabajo territorial.” Expresó con inquietud Gustavo Vasallo,miembro del Mocase.

Según datos de la Secretaría de Prevención de las Adicciones y la Lucha contra el Narcotráfico, el consumo de cocaína entre jóvenes en la Argentina creció un 170% desde el 2010, al 2015, y desde el año 2005 se duplicó la tasa de suicidios. En Santiago del Estero, Monte Quemado tiene en un año, el promedio más alto de suicidios, la mayoría de las trágicas decisiones, habrían tenido directa o indirecta relación con el consumo de estupefacientes, de acuerdo con la entidad a cargo.

Frente a este panorama, “El motivo del acercamiento con Comunidades en Acción Gran Chaco en 2016 fue retomar la dinámica de intercambio entre jóvenes del campo y la ciudad. Sentimos la responsabilidad y el deber de ayudar a buscar con los y las jóvenes, salidas estructurales y recomponer sus relaciones sociales con su comunidad, de manera que les remitan esperanza y no un camino directo al consumo de drogas.” enfatizó Gustavo Vasallo.

Desde el año pasado, Comunidades en Acción en la región del Gran Chaco Sudamericano, está a apoyando esta iniciativa del Mocase, que espera reunir a 3000 jóvenes de 20 organizaciones territoriales de Argentina, para que puedan analizar el rol de la juventud en la organización y en la comunidad, en torno a ejes como: los conflictos por la tierra, la precarización del trabajo y la desigualdad de género, entre otros temas que los afectan.

“En diciembre 2016, con el apoyo de Comunidades en Acción Gran Chaco, se tuvo un primer encuentro, para empezar a planificar y preparar el Campamento en 2017, allí logramos recuperar en los jóvenes el sentimiento de que son parte importante de esta sociedad y que cuentan con capacidades para realizar acciones de una creatividad impactante.", Expresa Gustavo, quien también acompaña desde el Mocase la organización de los campamentos.

Para Margarita, “Los campamentos generan energía y la posibilidad de construir colectivamente, nos exigen auto organización en actividades como la recaudación de fondos para financiar la realización de todo en el campamento, así como diseñar metodologías para la realización de talleres y debates sobre nuestras inquietudes con jóvenes de organizaciones en diferentes provincias . Todo esto nos ayuda a escribir nuestra propia historia, promover que nos escuchen, en vez de excluirnos por ser del campo o de la ciudad, por ser indígena o tener una adicción. Nosotros somos el presente y el futuro , de nosotros depende que continúen nuestros procesos"

Objetivo 10: Reducción de las desigualdades en y entre los países

Con esta iniciativa CREAS busca contribuir a la meta 10.2 de la Agenda 2030:

Para 2030, potenciar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición.