Fortaleciendo el trabajo comunitario frente al COVID-19 en Córdoba, Argentina

Mujeres del Merendero Rayito de Sol, Bo Ampliación los Troncos de Montecristo, Provincia de Cordoba. Foto: SEHAS

CREAS unió esfuerzos con el Servicio Habitacional y de Acción Social- SEHAS, organización con amplia trayectoria de acompañamiento a la población en situación de exclusión y pobreza en Córdoba, para brindar apoyo alimentario y de medidas de protección frente al COVID-19 y el Dengue para las personas, en su mayoría mujeres, que atienden 14 comedores y merenderos comunitarios en 4 barrios en la ciudad de Córdoba y en los municipios de M Argentinas y Bo Ampliación Los Troncos de Montecristo de la provincia de Córdoba.

“Desde hace años, venimos articulando acciones para acompañar a grupos en procesos comunitarios, pero ante la emergencia de COVID-19, no dudamos en disponer de fondos para com­­prar alimentos frescos para los comedores, que logran complementar otra clase de alimentos para asegurar la alimentación de las familias “, expresó Graciela Maiztegui, coordinadora de proyectos de SEHAS.

En junio se realizó la primera entrega de seis programadas en un periodo de 4 meses, para llevar kits alimentarios y de bioseguridad e higiene a responsables de los comedores, en su mayoría mujeres con amplia trayectoria en el trabajo comunitario y en la realización de actividades solidarias como integrantes de los barrios. Indirectamente se espera que alrededor de 3.000 personas se beneficien con las medidas de seguridad y de alimentación en los 14 comedores que se acompañan con esta iniciativa.

“Nos vinculamos con CREAS en este proyecto porque nos encontramos en la misión de acompañar a las organizaciones, creando redes que fortalecen a la sociedad civil y que apoyan el desarrollo del sector popular. Ha sido muy significativo complementarnos y nos ha permitido estar presentes en los territorios de la manera que se necesita, fortaleciendo la capacidad de las organizaciones en el cuidado de la salud a través de la alimentación y a partir de las necesidades y experiencias concretas de las comunidades.”, enfatizó Graciela Maiztegui.

 

Comedor M Argentinas, Provincia de Córdoba. Foto: SEHAS

Por otro lado la responsable de proyectos aseguró: “Este proyecto, al estar dirigido al cuidado de las mujeres quienes preparan la comida, la entregan y hacen la limpieza, apunta a su fortalecimiento y reconocimiento como trabajadoras de la comunidad y refuerza y acompaña a las mujeres en momentos donde llevan una carga de trabajo mayor, agudizada por el confinamiento y debido a que son ellas quienes realizan el trabajo comunitario y están constantemente expuestas a situaciones de riesgo frente al COVID-19.”

En el marco de las acciones de este proyecto, SEHAS participó junto a las personas responsables de los comedores comunitarios en una capacitación ofrecida por CREAS, sobre medidas de bioseguridad en contexto de COVID-19, lo que enriqueció el desarrollo de esta iniciativa de fortalecimiento a los comedores y merenderos comunitarios y según Graciela:” Permitió el intercambio, la participación y la escucha de las mujeres y eso contribuyó a fortalecer su autoestima. Por todos lados el diseño del proyecto potencia el trabajo que hacemos y nos da la posibilidad de sostener la comunicación con las organizaciones y de sentirnos parte de un colectivo mayor, nos da más fuerza para seguir adelante.”

Laura Chacón

Sobre el autor Laura Chacón González

Licenciada en Comunicación Social y Periodismo, magíster en Comunicación Estratégica y Responsable de Comunicación Estratégica en CREAS.