Emprendemos Paz 2016: comunidad de aprendizaje y práctica regional

El 15 de abril inició la edición 2016 de esta iniciativa de CREAS, Christian Aid y Globethics que busca fortalecer liderazgos jóvenes de iglesias en Latinoamérica y Caribe, para el empoderamiento económico y la participación ciudadana, con un sentido de paz, equidad y sustentabilidad.

En esta nueva versión de Emprendemos Paz participarán jóvenes de 7 Iglesias en 9 países de la región y se continuará con la formación presencial y en línea para capacitar a 180 jóvenes en fundamentos bíblico-teológicos, éticos y sociales, así como en teoría y metodología de formulación e implementación de propuestas para el desarrollo de emprendimientos económicos, proyectos sociales y culturales y de incidencia social y política.

Para Nelson García, Director de la Comisión de Acción Social Menonita -CASM, organización aliada en el desarrollo de esta iniciativa en Honduras, Emprendemos Paz es una esperanza para desarrollar una cultura de paz en la región: “En Centroamérica se ha construido una cultura de violencia que ha sido alimentada multi causalmente, este tipo de proyecto ayuda a de construir esta cultura que se ha instalado en nuestras ciudades y que hoy día se encuentran en los ranking de violencia mundial”. (ODS 16)

La experiencia de Emprendemos Paz en 2015 fue muy positiva; en palabras de Horacio Mesones, responsable de asesoría y capacitación en CREAS y coordinador del proyecto: “La modalidad de formación en línea apoyada por tutores presenciales, permitió una conexión y colaboración regional a partir de la interacción en la plataforma virtual y en redes sociales, y una contextualización de la propuesta a nivel local.”

A partir del aprendizaje realizado en 2015, el equipo del proyecto detectó la conveniencia de implementar un módulo de introducción a las tecnologías para facilitar el aprendizaje de los participantes, según Denis Baide, tutor de Emprendemos Paz en Honduras: “En nuestras zonas aún existe una escasa cultura de la formación en línea, en parte por el poco acceso a internet y a equipos de computo, esto nos motivo a desarrollar nuevas estrategias de docencia con tutores de apoyo en zonas rurales que replicaban el aprendizaje obtenido en las zonas urbanas.”

Para superar estas dificultades, también se creó en la plataforma virtual de Emprendemos Paz, un módulo de aprendizaje y de acuerdo con Mónica Trech, asesora de PENT FLACSO: “Ha sido pensado exclusivamente para los jóvenes, referido a las nuevas tecnologías e internet como oportunidades de aprendizaje permanente para ellos. Un nuevo modulo de bienvenida también permitirá iniciar el recorrido en la conformación de una comunidad de aprendizaje y práctica.” (ODS 4)

Por otro lado, Emprendemos Paz 2016 cuenta con un espacio propio para que los tutores y docentes puedan encontrarse y compartir sus experiencias e inquietudes, apoyados además con una capacitación especial para este curso, que permite profundizar en aspectos de tutoría en línea y en las bases de una buena experiencia de formación virtual.

Para Horacio Mesones otro de los aprendizajes clave de la primera versión del proyecto, fue la necesidad de profundizar en estrategias de gestión de recursos para llevar adelante las propuestas de los jóvenes a partir de las posibilidades y conexiones locales, fortaleciendo los lazos de cooperación institucional y ecuménica.

En este sentido, CASM explora las posibilidades de involucrar al sector privado y dar mayor sostenibilidad al proceso que se inicia con Emprendemos Paz en los territorios: “Tenemos una política de relacionamiento con el sector privado, en este marco, estamos creando vínculos con empresarios para que puedan aportar a esta iniciativa. Queremos ayudarles a comprender que invertir en los jóvenes puede convertirse en algo rentable y también dar sostenibilidad al trabajo que los jóvenes con entusiasmo inician en Emprendemos Paz.”, afirmó Nelson García. (ODS 8)

Durante el primer cuatrimestre del año, Emprendemos Paz formará 60 jóvenes de Colombia , Honduras y Guatemala, y espera continuar la capacitación de 120 más en Ecuador, Bolivia, Perú, Nicaragua, El Salvador y República Dominicana a partir del mes de julio. Los jóvenes que culminen el proceso de capacitación se integrarán a una red en la que continúa el proceso de aprendizaje en el compartir de pasiones, intereses y situaciones que exigen respuestas prácticas.

Laura Zarate de 23 años, está participando de esta nueva edición, ella hace parte de la Iglesia Presbiteriana, estudia trabajo social y coordina el Movimiento Estudiantil Cristiano- MEC en la ciudad de Barranquilla, Colombia. Se vinculó a Emprendemos Paz por que quiere iniciar un proyecto que permita a los jóvenes aprender a construir paz desde su cotidianidad, para Laura “No se aprende a vivir en sociedad con la firma de un acuerdo, es necesario construir una cultura de paz en nuestros entornos más cercanos.”