Un grupo de 15 mujeres de Villamontes, Bolivia, recorren desde muy temprano las calles de unos 9 barrios de centro del municipio. Las mujeres, caminan 5 horas diarias para separar y recolectar 7 toneladas mensuales de plástico, vidrio y cartón, que les permite tener ingresos para sostener a sus familias. Una de ellas es Getrudis Plata Olivera, de 46 años, madre soltera y con 4 hijos, quien preocupada por el sostenimiento de su familia y por la problemática de basuras en Villamontes, decidió poner sus conocimientos sobre reciclaje y artesanías al servicio de la comunidad.

“En 2013, me lancé como dirigenta de la junta vecinal del barrio el Chañat, desde allí nos dedicamos con un grupo de mujeres a trabajar por el asfaltado de las calles y la educación ambiental de la gente del barrio. En 2015, el alcalde de Villamontes convocó a las juntas vecinales para ver quién podía hacer algo por las basuras del municipio y con este grupo de mujeres nos organizamos para ayudar.”, aseguró Getrudis.

Getrudis y su equipo capacitaron en reciclaje de residuos sólidos a un grupo de 60 mujeres de Villamontes: “Vimos que éramos capaces de tener un emprendimiento, 15 de estas mujeres seguimos recolectando y separando residuos y ahora somos las emprendedoras del reciclaje en Villamontes.”Las “emprendedoras” lograron que la sub gobernación regional de municipio, les prestaran una máquina enfardadora para comprimir el material plástico y consiguieron también que les cedieran un terreno del barrio el Chañat por tres años, para tener un centro de acopio.

 

En 2017 las emprendedoras pidieron apoyo a Comunidades en Acción Gran Chaco Sudamericano, para el mejoramiento y fortalecimiento de este centro. “El mayor problema que enfrentábamos era la falta de seguridad. Debíamos cuidar la máquina enfardadora y asegurarnos de que no entrara gente desconocida a llevarse o dispersar los residuos recolectados.Con la ayuda de Comunidades en Acción logramos el cerramiento del centro y ahora tenemos un lugar más seguro donde podemos compartir juntas y trabajar con tranquilidad. Este lugar es como nuestra casa, pasamos mucho tiempo aquí limpiando y seleccionando los residuos.” aseguró Getrudis.

Silvina Ramos, vicepresidenta de esta iniciativa enfatizó en la importancia del cerramiento para la vida de las emprendedoras: “Con el cerramiento mejoró nuestro rendimiento, ya no tenemos que turnarnos para hacer guardia en las noches, con el miedo de que puedan sacar algún material importante para la asociación, ya no tenemos que preocuparnos por la integridad de nuestras compañeras.”

Reconociendo el  carácter innovador  y el impacto de esta iniciativa, CREAS y CWS a través de Comunidades en Acción se han propuesto acompañar un proceso enfocado en potenciar iniciativas similares en otras ciudades del Chaco Boliviano, por esta razón las emprendedoras han recibido un nuevo apoyo en 2018 con el que podrán mejorar las condiciones higiénicas en el centro de acopio a través de la construcción de un baño ecológico y también formalizar su forma de trabajo con el apoyo a los trámites de otorgamiento de su personería jurídica que les permitirá tener mayor oportunidad de entrar en otros programas y convocatorias.

Con este impulso Comunidades en Acción busca que las emprendedoras de Villamontes puedan seguir fortaleciéndose como mujeres trabajadoras, aportar al sostenimiento de su  autonomía económica y continuar contribuyendo a la salud y limpieza del barrio Chañat, donde según Getrudis: “Desde que empezamos a trabajar se ha visto reducida en un 80% la cantidad de basura que se encontraba en la calles.”