En el barrio Lapachal en la ciudad de Yacuiba, al sur de Bolivia, 20 mujeres conformaron hace 5 años el grupo “Lapachito en Flor”, con el fin de mejorar la calidad de vida de sus familias en esta aislada zona del chaco boliviano.

Según Paola Portal, presidenta de Lapachito: “El barrio está muy alejado del centro de la ciudad, las fuentes de empleo son muy escasas, a causa de esto, las mujeres deben dejar a su hijas e hijos para ir a buscar trabajo. No tenemos buena alimentación,  lo que ocasiona malnutrición y aparición de enfermedades en niños y niñas, mujeres embarazadas y adultos.”

Para hacer frente a esta situación, las mujeres de Lapachito con la ayuda del Centro de Desarrollo Integral de la Mujer (CEDIM) en Yacuiba, acudieron en 2017 a Comunidades en Acción Gran Chaco Sudamericano, para buscar apoyo en su iniciativa ‘Mujeres Emprendedoras en Economía’.

“Pedimos ayuda para capacitarnos en la preparación y venta de platos regionales y nacionales que nos permitieran mejorar la situación económica sin dejar a nuestras familias. También pedimos conocer mejor nuestros derechos para tener mayor libertad en el manejo de nuestros emprendimientos”, relató Paola.

Con el apoyo de Comunidades en Acción las mujeres de Lapachito compraron el equipamiento necesario para la preparación de alimentos y se capacitaron en el cultivo de hortalizas a pequeña escala. “Ahora sembramos y combinamos mejor las hortalizas para alimentarnos y preparamos platos típicos que vendemos en una feria gastronómica los domingos cada dos semanas. Con la ganancia compramos más semillas y cosechamos más. Estamos aportando a nuestras familias y a la comunidad que compra nuestros productos.”,  aseguró Paola.

El proyecto apoyado por Comunidades en Acción también incluyó un componente de capacitación en género: “Con este apoyo, logramos trabajar sobre la autoestima de las mujeres y abordar con ellas temas como los roles de género, democratizar los roles domésticos y valorar su trabajo que se ha mantenido escondido. Consideramos que todo esto debía ser una parte importante de este proyecto porque es una forma de acompañar a las mujeres integralmente.”, aseguró Primitiva Martínez, Directora del Centro de Desarrollo Integral de la Mujer – CEDIM en Yacuiba.

De acuerdo con Paola: “Hay compañeras a quienes sus esposos no las dejan salir a vender y les prohíben ir a las capacitaciones y reuniones. Estamos haciendo reuniones para acercar a las mujeres que todavía no se agrupan por esta razón. Con este proyecto aprendimos que hay leyes que nos dan igual libertad para realizar actividades. Ahora varias compañeras se han motivado a cocinar para la feria y nosotras les damos ánimo para que se lancen a vender. “

“Lapachito sabe ahora que nada justifica la violencia y conocen los servicios de atención en caso de que se presente. Hemos logrado cambiar la mentalidad de las mujeres, poner sobre la mesa la igualdad de oportunidades para ellas, así como el acceso de los recursos públicos, para sus emprendimientos productivos.” Aseguró Primitiva quién desde CEDIM, acompaña la denuncia y visibilización de los casos de violencia contra las mujeres en este territorio, donde se han presentado 7 femicidios, durante el 2018. Ver declaración

Este proyecto motivó a la Lapachito a crecer, el grupo quiere invitar a otros barrios a la feria gastronómica, proyecta la construcción de una sede propia para guardar el equipamiento que adquirió con el proyecto y ofrecer constantemente productos de panadería. “Teniendo una sede podemos buscar contratos con colegios para ofrecer desayunos, catering, almuerzos etc. Vamos a seguir necesitando ayuda, queremos aprender más sobre cómo vender, conocer el mercado y animar a otras mujeres a que dejen el miedo. Cuando somos sobresalientes damos ánimo a otras mujeres”, expresó Paola.