“El desarrollo y el medio ambiente deben ser compatibles”

Escrito por Gabriel Seghezzo*

Tengo el convencimiento de que muchos de los problemas y soluciones en cada comunidad y familia de América Latina, dependen de procesos regionales y globales que necesitan acuerdos de muchas organizaciones para enfrentarlos en conjunto. No es posible entender el proceso de expansión agrícola en el Chaco por ejemplo, si no se entiende la demanda de proteína vegetal del mundo para alimentación y de los ciclos económicos globales. 

Esto significa analizar, estudiar, investigar y generar propuestas concretas para enfrentar esos  procesos económicos y políticos que finalmente repercuten en cada comunidad aislada. Sin embargo siempre remarco la enorme importancia que tiene el trabajo local concreto en las comunidades como el primer paso en la construcción de cualquier acción más general y de empoderamiento social. El cambio climático puede ser otro de los mejores ejemplos de esta situación. Una sequia recurrente, el calentamiento global, la intensificación de ciertas variables climáticas y las formas de enfrentarlos, solo pueden ser abordados desde el conocimiento y entendimiento de cómo funciona un proceso global para luego actuar en lo local.

El ambiente y específicamente los recursos de un determinado ambiente,  tiene  directa relación con la pobreza y el subdesarrollo y al mismo tiempo es un elemento clave para poder superarla. Algunos ejemplos son una muestra muy contundente. Por ejemplo hay una relación directa en el departamento Rivadavia en la Provincia de Salta entre la falta de acceso al agua dulce o potable y los procesos de desnutrición, enfermedades  e imposibilidad de hacer un uso sustentable de las tierras que las propias comunidades y familias criollas van logrando acceder en los últimos 20 años. Y a su vez hay una directa relación entre los problemas en  el acceso al agua, la sequía y el cambio climático.  

Es muy fuerte la relación entre los desmontes y extracción sin control de maderas con un mal manejo técnico del bosque y los procesos de desertificación, pérdida de biodiversidad y pobreza y  hambre en las comunidades Wichi de Salta o el mal manejo técnico de  la ganadería en las familias criollas y los procesos de baja productividad, degradación ambiental y migración de los jóvenes. 

Es decir, el hombre, el ambiente, la degradación, la mejora en la productividad, el acceso al agua, la tierra y otros recursos, la incorporación de tecnología,  deben ser analizados integralmente para encontrar las mejores fórmulas de uso, gestión y conservación de los recursos que permitan reducir la pobreza, mejorar la calidad de vida y conservar el ambiente. Creo en el equilibrio entre manejo y gestión de los recursos que permitan al mismo tiempo conservarlos en el tiempo.

El desarrollo y el ambiente deben ser compatibles y para esto es fundamental generar políticas, conocimientos, capacidades que mediante acuerdos sectoriales permitan acuerdos sociales que proyecten basados en el bien común los desarrollos de cada comunidad y región. 

*Gabriel Seghezzo es Ingeniero Agrónomo recibido en la Universidad Nacional de Salta. Hace 20 años trabaja en FUNDAPAZ, organización de la Sociedad Civil con 43 años de vida, que trabaja en programas de desarrollo rural en el norte de la Argentina ,apoyando a poblaciones indígenas y criollas en procesos de acceso y gestión de la tierra, agua y otros recursos, el fortalecimiento organizativo y la incidencia política. Gabriel es miembro del Consejo Global de International Land Coalition en representación de América Latina. Desde hace 30 años es apicultor y siempre ha trabajado y vivido en el campo.