Diálogo de alto nivel plantea agenda latinoamericana y caribeña para incidir en el G20- 2018

Diciembre 4, 2016. Después de dos días de nutridos paneles y debates sobre la dinámica económica y financiera de América Latina y el Caribe, representantes de las iglesias y organismos internacionales de desarrollo de la región y de entidades gubernamentales de Argentina, convocadas por CREAS, PIDESONE, GLOBHETICS y CARITAS, identificaron ejes claves para contribuir a la transformación de políticas públicas y a la reducción de la desigualdad en Latinoamérica y que marcan una ruta de incidencia hacia la reunión del G20 de 2018, con sede en Argentina.

Las apuestas identificadas para este propósito tienen que ver con la búsqueda de procesos de transición económica alternativa a la extracción indiscriminada de recursos naturales en la región, así como la promoción de políticas más eficientes con tolerancia cero a la corrupción, un mejor sistema fiscal, mejores instituciones y mayor impacto en lo social, lo laboral y en la equidad e igualdad de género.

George Gray, economista principal de la Dirección Regional de América Latina y el Caribe  del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo- PNUD, quien participó en este espacio, enfatizó en la necesidad de construir un puente entre la coyuntura específica y la Agenda de desarrollo 2030: "Cada país transita por un proceso distinto de transformaciones sociales, económicas y ambientales. por eso es necesario ir más allá de medir el bienestar por la cantidad de ingresos."

Los representantes de iglesias que participaron es el diálogo, reafirmaron su compromiso de continuar trabajando con los organismos gubernamentales e internacionales "para buscar soluciones que den respuesta al clamor de las periferias", enfatizando en que el proceso de desarrollo debe contemplar la visión de los más pobres y vulnerables.

 

La Reverenda Dora Arce, Directora de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas, concluyó en el cierre de este evento: "Es importante trabajar en dos problemáticas que deben ser visibilizadas con mayor fuerza: la ideología hegemónica patriarcal y la violencia intrínseca del sistema económico y financiero internacional, que hemos reconocido como insostenible en este diálogo." Descarga intervención aquí

 

 

Por su parte, Monseñor Jorge Lozano, Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social Argentina hizo hincapié en la necesidad de "No quedarnos solo en la descripción de la fatalidad, tenemos que ponerlas sobre la mesa pero la realidad no se modifica con un control remoto, estamos llamados a trabajar apasionadamente por el bien, para transformar la realidad." Descarga intervención aquí 

René Valdéz representante del PNUD,  "Animo a seguir adelante con la reflexión ecuménica e antirreligiosa y desde la fe para discutir cómo continuar trabajando para devolverle la ética al desarrollo desde lo objetivos planteados en la agenda 2030".

Otras propuestas que surgieron de este espacio señalaron la importancia de ejercer mayor control de los paraísos fiscales y fomentar la transparencia de las finanzas públicas y privadas, debido a la fuerte preocupación en la región por el nivel de incidencia del crimen organizado.

Frente a este flagelo, Roberto Durrieu, del Comité de expertos del Ministerio de Justicia Argentino y de la Corte Penal Internacional, planteó en este espacio, la urgencia de: "Incentivar la creación de una corte penal latinoamericana contra el crimen organizado extremo y un mayor consenso, integración y pluralismo sobre lo que significan las acciones ilícitas. Es necesaria una convención que contenga mayores precisiones y definiciones sobre la proliferación de los paraísos fiscales y centros off – shore."

Para el Vicecanciller del Gobierno Argentino, Carlos Foradori, "En este encuentro se puso el acento en un principio ético que es la erradicación de la pobreza, lugar donde la Argentina quiere estar, especialmente de camino al G20." 

Respecto al papel de la Responsabilidad Social en procesos de transformación del desarrollo, los participantes plantearon la importancia de promover la reflexión sobre un crecimiento modesto de las empresas. Sobre este tema Christian Asinelli representante de la CAF, uno de los organismos que auspicio el desarrollo de este dialogo, agregó: "Creemos que el fortalecimiento de los liderazgos éticos y religiosos contribuyen sustancialmente al desarrollo y ayudan a ponerle ética a la economía, por eso continuaremos apoyandolos."

Por su parte Gustavo Beliz, Director de Instituto de Integración para América Latina del Banco Interamericano de Desarrollo -BID, concluyó: "Argentina tiene una enorme oportunidad y desafío de hacer resonar la voz regional, al ser sede del G20 y el Foro Económico Mundial y ejercer la presidencia de Unasur y Mercosur en los próximos años y este dialogo nos ayuda a incorporar tres E a ese reto: la ética, la épica y la esperanza, junto a las tres T, propuestas por el Papa Francisco, Techo, Trabajo y Tierra. Sigan contando con  INTAL -BID para apoyar la nutrida agenda resultado de este dialogo."

Las memorias de este encuentro estarán disponibles a principios de de 2017.

Noticias relacionadas


Diálogo por una economía más inclusiva en la región: preparando un camino hacia el G20

Entre el 29 y 30 de noviembre, Cáritas América Latina, PIDESONE, CREAS, Globethics y la Comisión Episcopal de Pastoral Social de Argentina, promovieron y participaron en el "Diálogo de alto nivel sobre arquitectura financiera internacional: ética y economía.", para  contribuir a una reflexión que aporte recomendaciones para una economía inclusiva en la región, desde la perspectiva de los derechos humanos.Ver Más