En la ciudad de Clodomira conocida como la tierra de la alfalfa, al noreste de la Provincia de Santiago del Estero, Argentina, se creó en 2010 la Mesa Territorial de la Banda, donde confluyen 7 organizaciones de base que decidieron conformar una red para abordar cuestiones agrícolas y ambientales, juntando experiencias y propuestas locales muy concretas.

Esta plataforma ha logrado la gestión comunitaria y territorial del agua en la zona, el diseño de construcción de una Escuela de Familia Agrícola y articulaciones con universidades y entidades gubernamentales de la zona como el Instituto Nacional de Tecnología Industrial – INTI y el Instituto Nacional de Tecnología Agrícola de la Provincia.

De acuerdo con Germán Chaparro de la Asociación de Familias con Identidad Huertera- AFIH, parte de la Mesa Territorial de la Banda, con el pasar del tiempo, llegaron equipos mecanizados que hicieron que quedaran en desuso las herramientas de labranzas y otras de tiro animal que manejaban, lo que generó la necesidad de equipamiento muevo para profundizar estrategias de construcción natural en los predios y la  recuperación y formación de oficios.

“Al territorio llegaron imposiciones de paquetes tecnológicos muy costosos ligados a los agro negocios; frente a esto, los productores, organizaciones e instituciones, tuvimos que rediseñar propuestas formativas y productivas en sus diferentes ámbitos.”, relata Germán y agregó: “Contábamos con herramientas que necesitaban adaptarse a la escala de producciones y servicios que estamos trabajando para la agricultura familiar y el sector de la economía social y solidaria.”, aseguró Germán.

 

En medio de este desafío, en 2017 la Mesa Territorial se encuentra con Comunidades en Acción Gran Chaco Sudamericano, a quien solicitó apoyo para el desarrollo de un taller de producción metal-mecánica con el fin de promocionar, fortalecer y consolidar un espacio de fábrica-taller de tecnologías para re acondicionar, diseñar y producir equipos e implementos apropiados para las diferentes familias agrícolas que participan en la Mesa.

Las actividades desarrolladas con este proyecto contribuyeron a la adaptación de un espacio para el taller en funcionamiento y consensuar las normas de seguridad e higiene en este. Así mismo les permitió pensar en tecnologías para el trabajo de laboreo cotidiano en huertos, chacras, cultivos de alfalfa y predios silvopastoriles en el territorio. También les ayudó a solucionar cuestiones domésticas como la construcción de hornos ecológicos, cocinas y equipamiento en los predios productivos familiares, comunitarios y educativos.

Germán afirma que 45 familias de las organizaciones de la Mesa están siendo beneficiadas directamente con este proyecto y particularmente, un grupo de jóvenes en la restitución de un oficio estratégico para el territorio como lo es la agricultura. “Indirectamente unas 200 personas también se benefician de esta iniciativa, porque con el proceso de pensarnos nuevas herramientas nos hemos fortalecido y hemos creado una Comisión Territorial que integra a mujeres, hombres, niños y niñas que participan en la discusión y acciones permanentes en la zona.”

Testimonio de organizaciones de la Mesa Territorial de La Banda – Santiago del Estero Argentina.